Mascotas en la oficina… ¿Por qué no?

Llegar a trabajar todos los días y tener a una mascota emocionada por verte y darte cariño, ¿no sería genial?

Cada vez es más común ver mascotas en espacios públicos, como lo son plazas comerciales y restaurantes, sin embargo, este tipo de apertura a las mascotas ha llegado incluso a lugares más privados como la oficina.

No se sabe realmente donde comienza la tendencia pet friendly, lo que si sabemos es que cada vez es más común y popular, tan es así que hace ya algunos años, instituciones como Virginia Commonwealth University y Central Michigan Universal realizaron investigaciones sobre este tema, ambas concluyeron que las mascotas en áreas laborales fomenta el vínculo entre empleados, mejoran la atmósfera y pueden bajar el estrés hasta un 11%.

Existen dos modalidades en las oficinas, la primera es implementar fechas específicas en las que cada trabajador, o el que desee, lleve a su mascota al área laboral, algunos lo hace una vez al año, otros una vez al mes e incluso semanalmente.

Encuentra un amigo que te ayude a descansar en el trabajo.

La segunda opción es tener uno o varias mascotas en los centros de trabajo, ellas se encuentran todos los días laborales en todo horario, algunos tienen cuartos específicos y otros se encuentran rondando por todas parte, llevando ternura y risas en cada lugar.

Usualmente quienes manejan esta segunda modalidad se encuentran en una casa acondicionada o edificios pet friendly, y compañías como Google, Amazon y Ben & Jerry’s implementan estas modalidades en su día a día.

Hablemos de todos los beneficios que una mascota brinda:

1. Disminuye el estrés y reduce la presión arterial.

Al acariciar o jugar con un perro o gato disminuye el nivel de cortisol “la hormona del estrés”, reduce la presión cardíaca y la presión arterial. Una investigación realizada en China descubrió que los dueños de perros presentan niveles de colesterol más bajos y sus probabilidades de sobrevivir a un ataque al corazón son elevadas.

2. Fomentan la creatividad.

Interactuar con mascotas hace que tu mente se mantenga activa, lo que genera un estímulo en el proceso creativo de las personas. Ideal para juntas creativas o proyectos especiales.

3. Aumentan la productividad.

Una mascota causa pequeñas distracciones, y aunque esto parezca algo negativo, no lo es. Estos pequeños breaks mejoran el estado de ánimo y promueven un rendimiento más efectivo.

4. Motivación.

Una mascota ayuda a reducir la negatividad de las personas, ya que lo que provocan, es el equivalente a platicar con un amigo después de alguna experiencia no tan agradable. Además el pensar en ellos evoca a sentir felicidad, cariño y ternura… Lo que es excelente ya que una persona feliz trabaja mucho mejor.

¿Quieres que fluya la creatividad? Seguro un abrazo peludo te haría bien.

Así como tenemos muchas ventajas también debemos considerar algunas de las desventajas:

1. Alergias, disgustos…

La mayoría de las personas tiene mascotas o están acostumbrados a tenerlos cerca, sin embargo, existen personas que presentan alergias a cierto tipo de animales o simplemente no les gustas.

Antes de tomar la decisión, debes considerar a todos los miembros del equipo, algunas veces el mantenerlos alejados una distancia considerable (mayor a 5 metros) es la solución, pero siempre es bueno estar seguros.

2. Accidentes.

Una mascota significa mucho movimiento entre mesas, áreas de trabajo, papeles y equipo tecnológico, por lo que es probable que ocurran accidentes. Una oficina debe estar preparada para evitar accidentes mayores, especialmente si tienes un cachorro, puesto que suelen morder todo e incluso suceden accidentes de necesidades. Lo mejor es destinar un área para ellos.

3. Demasiada distracción.

Si, es bueno cuando una mascota te ayuda con pequeños breaks de unos cuantos minutos. Sin embargo, si conoces bien a tus empleados y sabes que algunos podrían distraerse mucho más tiempo del que deberían, podrías crear un “horario” de convivencia para evitar retrasos.

Crea una atmósfera de alegría con la energía de los animalitos… ¡Vale la pena el esfuerzo!

En general, tener animales en la oficia, sin importar la modalidad, brinda muchos beneficios y hace que la atmósfera sea más relajada. Implementar esto es un paso importante especialmente si eres el jefe, ya que hay que encontrar soluciones a algunos aspectos como los baños y cuidados de las mascota, idas al veterinario, cuidados en fin de semana, entre otros.

Generalmente la mejor solución es llevar tu propia mascota, así la disfrutas todo el tiempo y ella socializa más en vez de quedarse en casa sola.

Crear reglas y poner tiempos es una excelente idea para organizar y prevenir cualquier desastre, ¡considera la opción de hacerlo!

En Carbono Seis tuvimos la fortuna de rescatar a dos gatitos y un perrito de la calle. Ahora forman una parte esencial de nuestro día día y son una excelente forma de relajarte o distraerte después de una junta muy larga o un día muy estresante.

Grafito y Wakanda, los consentidos de la oficina.
Boro, el heredero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *